viernes, 11 de septiembre de 2020

Turismo y gastronomía de A Bola

Galicia está llena de rincones mágicos que cuentan historias de tiempos pasados en los que lo místico era la normalidad, uno de estos rincones se encuentra en la provincia de Ourense, se trata del municipio de A Bola.

La Bola, o como se la conoce en gallego A Bola, es un pueblo pequeño situado en el interior de Ourense, con una población que está entorno a las 1500 personas. Este pequeño pueblo se caracteriza por estar en un entorno natural, en el cual el color predominante es el verde, obviamente al tratarse de un pueblo tan pequeño las zonas a visitar se reducen, pero siempre se pueden visitar los alrededores.

No obstante a continuación mencionaremos un par de lugares a visitar en A Bola o alrededores.

Lugares de interés


Igrexa de San Munio de Veiga


El primer lugar no podía ser otro que no fuera una iglesia, más concretamente un Monasterio fundado en el siglo IX por San Munio. Algo a destacar del monasterio es que en su interior se encuentran los restos de San Munio, pues fué sepultado en la capilla mayor de la propia iglesia ya que se tenía la creencia de que de esta forma los “endemoniados” al acudir a la misma serían liberados del mismísimo Satanás.

Esta iglesia, es un claro ejemplo de la arquitectura románica ojival, pues se puede apreciar el ábside rectangular, la puerta lateral con un arco apuntado, una cruz griega sobre dos cabezas de lobo y carnero respectivamente.

Allariz


Muy cerca del municipio de A Bola se encuentra Allariz, declarada como reserva de la Biosfera. Se trata de un pueblo legendario con un río mítico a sus pies, por lo que como se puede llegar a pensar no son pocas las leyendas que corren por las calles del pueblo y cuentan las personas más ancianas del mismo.

Gastronomía típica


La gastronomía que podemos encontrar en el municipio de A Bola no difiere mucho de la que hay en toda la provincia de Ourense, lo curioso es que aún siendo una provincia de interior, ésta zona de Galicia ha sabido ganarse la fama de cocinar a la perfección productos típicos del mar como pueden ser el pulpo, por lo que no debemos sorprendernos si en los bares de esta zona la carta tiene más oferta de marisco y pescado que de carne.

Todo esto sin dejar de lado la gran presencia que hay del vino en todas las mesas de A Bola, pues estamos hablando de vinos que han conseguido reconocimiento internacional, nada más y nada menos. Entre estos vinos podemos mencionar el Ribeira Sacra, el Monterrei y el Valdeorras.

Platos típicos


Pimientos de Arnoia


Los pimientos del padrón probablemente son conocidos en toda la península ibérica pero en esta caso hablamos de los pimientos de Arnoia, los cuales podríamos decir que son primos hermanos de los del Padrón por su aspecto y sabor, pero a diferencia de éstos los de Arnoia no dan sorpresas desagradables ya que no pican.

A la hora de servirlos hay multitud de formas, puedes probarlos desde fritos hasta rellenos o incluso en una tortilla.

Marróns Glacés


Un dulce muy característico de esta zona gallega es el Marróns Glacés, se trata de una elaboración a base de castaña, obviamente estamos ante un bocado dulce el cual se diferencia del resto por tener un glaseado exterior exquisito.

Es un dulce que encontrarás en cualquier rincón pero sobretodo será más abundante en fiestas y celebraciones típicas.

Pan de Cea


El último puesto no es para un plato más bien para un acompañamiento de un plato fuerte típico gallego, hablamos del pan de Cea. Este pan es muy famoso en la zona y es fácil de identificar por su forma redonda con un centro elevado el cual le da forma de montículo.

Es un pan elaborado con harina de trigo, agua y sal, obviamente siguiendo las tradiciones más puras, dando como resultado un pan artesanal tipo casero, con el interior esponjoso y la corteza crujiente, además para recalcar su exquisitez hay que mencionar el hecho de que cuente con el distintivo de Indicación Geográfica Protegida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario